El reality show emitido por Telecinco se ha convertido en la primera adaptación de la franquicia en todo el mundo en ser certificada como sostenible

De la mano de ALBERT, la organización medioambiental dirigida por BAFTA (la Academia Británica de las Artes Cinematográficas y de la Televisión), «Pesadilla en El Paraíso» se ha convertido en la primera adaptación de «The Farm» en ser certificada como una producción sostenible.

Además de una serie de medidas implementadas por el reality show para reducir la huella de carbono de la producción, el programa también ha implementado comportamientos sostenibles en pantalla para concienciar a la audiencia acerca de la sostenibilidad y su importancia.

Adiós al plástico de un solo uso

Como Fremantle ya logró con «Got Talent España», los especiales «Viva la fiesta», «Martínez y hermanos» y «Idol Kids», «Pesadilla en El Paraíso» ha dicho adiós a botellas, cubiertos, vasos y platos de un solo uso. En su lugar, se han instalado fuentes en las que los equipos pueden acudir con sus cantimploras y se han incorporado envases de agua de cartón con tapón vegetal 100 % reciclables y materiales compostables. Gracias a esta medida, la producción ha dejado de utilizar miles de botellas de plástico que tardan un total de 500 años en descomponerse.

Además, en la granja, en el plató y en las instalaciones del plató, hay situados contenedores de reciclaje orgánico, de plástico, de vidrio y de papel/cartón, se han utilizado luces LED de bajo consumo y pilas recargables para el equipo técnico. Además, las salas de edición del programa, las oficinas de producción y su plató funcionan con energía 100 % renovable.

En lo relativo al catering, el talent show ha ampliado las opciones vegetarianas en sus menús para que el equipo tenga oportunidad de disminuir la ingesta carne debido a que la producción de esta es responsable del 14,5 % de las emisiones de gases de efecto invernadero.

Comportamientos sostenibles en pantalla

Durante la convivencia de los concursantes en «Pesadilla en El Paraíso», los seguidores del formato serán testigos de comportamientos sostenibles mostrados en pantalla para concienciar a la audiencia sobre la importancia del impacto de la huella de carbono.

Además, la labor individual del equipo del programa, Mediaset España y Fremantle en España ha sido clave para llevar a cabo estas acciones que han certificado a la producción como sostenible por Albert y BAFTA.

Por ejemplo, los planes de trabajo y escaletas han sido publicados online. De esta forma, se evita el envío masivo de correos electrónicos (que también tienen impacto en el medioambiente) y, además, pueden ser consultados en línea siempre que sea necesario sin necesidad de ser impresos.

Pruebas sostenibles

Todos los muebles y elementos de decoración pertenecientes a la granja donde se desarrolla el formato (baúles, jarrones, lámparas, etc.) han sido comprados en una tienda de segunda mano. Además, la madera utilizada en las pruebas que tienen que superar los concursantes del reality show proviene de un aserradero local que reutiliza los leños de otros proyectos.

También, el material higienico sanitario entregado a los concursantes a su llegada a El Paraíso es sostenible. Los cepillos de dientes están hechos con bambú, las cuchillas de afeitado son Eco Green (Certificado FSC) y las pastillas limpiadoras de rostro y manos están certificadas por PETA, acreditando que han sido fabricadas libres de maltrato animal.

Más noticias

«Martínez y hermanos» vuelve el 15 de septiembre a Movistar Plus+
Carla Zaldívar es la ganadora de la segunda temporada de «Idol Kids»
«Pesadilla en El Paraíso» ya tiene fecha de estreno